martes, 21 de enero de 2014

Puertas abiertas en la cocina nipona



El Gobierno japonés considera ahora que es importante que los cocineros de todo el mundo conozcan y aprendan la gastronomía japonesa y promuevan una parte única y muy especial de la cultura nipona.

En estos momentos hay unos 200 extranjeros en Japón matriculados en escuelas de cocina tradicional japonesa, para lo que se requiere un visado de estudiante 





Con el actual sistema, una vez terminado el curso, los graduados tienen que volver a sus países lo que les impide trabajar y hacer prácticas en restaurantes de Japón.

Los extranjeros que hayan estudiado en escuelas de cocina de Japón podrán, por primera vez, quedarse a trabajar temporalmente en el país, según un nuevo programa de visados aprobado por el Gobierno.

La ley de inmigración solo reconoce el derecho a visados de trabajo a cocineros especializados en cocinas extranjeras como la francesa, la española o la india.

La aprobación de este nuevo esquema de visados coincide con el reciente reconocimiento de la cocina tradicional japonesa o washoku como patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
“Los franceses e italianos han expandido su cocina por todo el mundo porque sus países han aceptado formar a cocineros extranjeros. Necesitamos hacer lo mismo con la cocina japonesa”, apuntó el reputado chef Yoshihiro Murata, uno de los principales impulsores de esta medida.


Simona